Caso fobia social 05

 


Consultas seleccionadas 

  • Fobia social


Ésta es una más de las miles de consultas que recibimos cada año en la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS). Las consultas que han sido seleccionadas pretenden servir de ejemplo a otras personas que sufren problemas similares. Reproducimos estas consultas, con muy pocas modificaciones. Nos hemos limitado a modificar los datos de identificación para conservar el anonimato de las personas que nos consultan.

 

Estimados Sres./as :

Me pongo en contacto con ustedes con el objetivo de hacerles saber que gracias a Internet, todas aquellas personas que padecemos determinadas patologías, sean del tipo que sean podemos estar unidas a través de foros y/o chats en los que compartir nuestras problemáticas.

Este es el caso de la patología a la que quiero referirme especialmente en este momento, llamada Fobia social.

Quiero informarles de que actualmente en Internet, todos los afectados por esta patología permanecemos en contacto a través de la A.A.F.S. (Asociación de Afectados por la Fobia Social) cuya dirección web es la siguiente : www.fobia-social.es.vg  y más concretamente en un canal de chat en el que cada vez somos más los que nos reunimos para charlar sobre los asuntos que nos preocupan y de paso conocer a otras personas que nos entienden al estar en situaciones similares.

El motivo de esta carta por tanto, es el de informarle de este hecho, pues creo que sería importante dárselo a conocer a las personas que ustedes estén tratando con Fobia social, ya que como ustedes bien sabrán, muchas veces creemos ser los únicos seres en el mundo con este problema y esto tiene
muchas veces como consecuencia otros problemas desencadenados por el primero, como pueden ser la depresión entre otros.

Si está de acuerdo con esta propuesta, le informo que todas aquellas personas que estén interesadas pueden entrar en el canal #azulcielo del IRC hispano, o bien entrar en la página web de la asociación www.fobia-social.es.vg o bien escribiendo a mi dirección de correo electrónico :  alsur73@hotmail.com      desde donde gustosamente les informaría sobre los pasos a dar para poder entrar en dicho canal.

Sin nada más por mi parte, muchas gracias por el tiempo dedicado a leer esta carta y espero que la propuesta sea de su agrado, pues muchas personas con FS agradecerían sin duda el hecho de conocer a otras con sus mismas problemáticas.

Gracias,

Estimado Juan Antonio:

        Soy Antonio Cano Vindel, Presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), y quiero agradecerte tu información sobre el grupo de autoayuda para la fobia social. Si alguien nos solicita información sobre este tipo de iniciativas se la enviaremos.

        También quiero enviarte información acerca del tratamiento de los trastornos de ansiedad y especialmente de la fobia social. Es muy probable que tengas ya mucha de esta información, pero quiero asegurarme de que la conoces.

        La fobia social es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por reacciones muy intensas de una emoción (que todo el mundo experimenta), la ansiedad, cuando el individuo se encuentra en una situación social.

        Toda reacción de ansiedad comprende respuestas de activación fisiológica (aumenta la tasa cardiaca, la tasa respiratoria, la tensión muscular, las sensaciones producidas por estos y otros cambios, etc.), respuestas cognitivas-subjetivas (temor, aprensión, inseguridad, malestar psicológico, dificultades para tomar decisiones, pensamientos negativos sobre uno mismo y su actuación, pensamientos sobre lo que los otros puedan pensar de uno mismo, etc.), y respuestas motoras-observables (movimientos repetitivos, otros signos de inquietud motora, evitación de situaciones que provocan ansiedad, fumar o comer en exceso, tomar bebidas alcohólicas, tartamudear, etc.)

        Por lo general, esta hiper-reacción de ansiedad ante situaciones sociales se debe a la actividad cognitiva que el individuo realiza acerca de la situación: valoración de la misma, valoración de su comportamiento ante los demás, valoración de sus déficit en habilidades sociales, valoración de los pensamientos que los otros pueden hacer de su comportamiento y de su persona, etc.

        Sobre las diferencias entre fobia social y timidez te remito a un artículo publicado en la Revista Española de Motivación y Emoción, de Junio del 2000, en el volumen 3, número 4, titulado "Aspectos cognitivos, emocionales, genéticos y diferenciales de la timidez" http://reme.uji.es

        Para que un inviduo pueda ser diagnosticado de fóbico social debe cumplir los requisitos que marcan los criterios internacionales sobre fobia social. La DSM-IV es la clasificación de trastornos mentales más utilizada y fija los siguientes criterios para la fobia social.   ***********************************************************************************

Criterios para el diagnóstico de F40.1 Fobia social (300.23)

A. Temor acusado y persistente por una o más situaciones sociales o actuaciones en público en las que el sujeto se ve expuesto a personas que no pertenecen al ámbito familiar o a la posible evaluación por parte de los demás. El individuo teme actuar de un modo (o mostrar síntomas de ansiedad) que sea humillante o embarazoso. Nota: En los niños es necesario haber demostrado que sus capacidades para relacionarse socialmente con sus familiares son normales y han existido siempre, y que la ansiedad social aparece en las reuniones con individuos de su misma edad y no sólo en cualquier interrelación con un adulto.

B. La exposición a las situaciones sociales temidas provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional o más o menos relacionada con una situación. Nota: En los niños la ansiedad puede traducirse en lloros, berrinches, inhibición o retraimiento en situaciones sociales donde los asistentes no pertenecen al marco familiar.

C. El individuo reconoce que este temor es excesivo o irracional. Nota: En los niños puede faltar este reconocimiento.

D. Las situaciones sociales o actuaciones en público temidas se evitan o bien se experimentan con ansiedad o malestar intensos.

E. Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar que aparece en la(s) situación(es) social(es) o actuación(es) en público temida(s) interfieren acusadamente con la rutina normal del individuo, con sus relaciones laborales (o académicas) o sociales, o bien producen un malestar clínicamente significativo.

F. En los individuos menores de 18 años la duración del cuadro sintomático debe prolongarse como mínimo 6 meses.

G. El miedo o el comportamiento de evitación no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o de una enfermedad médica y no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno metal (p. ej., trastorno de angustia con o sin agorafobia, trastorno de ansiedad por separación, trastorno dismórfico corporal, un trastorno generalizado del desarrollo o trastorno esquizoide de la personalidad).

H. Si hay una enfermedad médica u otro trastorno mental, el temor descrito en el Criterio A no se relaciona con estos procesos (p. ej., el miedo no es debido a la tartamudez, a los temblores de la enfermedad de Parkinson o a la exhibición de conductas alimentarias anormales en la anorexia nerviosa o en la bulimia nerviosa).

Especificar si:

Generalizada: si los temores hacen referencia a la mayoría de las situaciones sociales (considerar también el diagnóstico adicional de trastorno de la personalidad por evitación)

***********************************

        La fobia social hoy en día es un trastorno con una alta esperanza de curación, pues existen un buen número de publicaciones científicas en las que se demuestra que existen algunas técnicas (y combinaciones de técnicas) de tratamiento que son eficaces para eliminar este trastorno de ansiedad. Este tipo de tratamientos son relativamente breves (especialmente si su duración la comparamos con el tiempo medio de sufrimiento del trastorno, que suele ser de varios años), y podríamos estimarla en unos 6 a 12 meses, dependiendo de la gravedad, motivación del paciente para la realización de los ejercicios, grado de autocontrol, etc.

        Para que la fobia social se cure se precisa de un buen especialista que conozca bien el trastorno y las técnicas que son eficaces. Se suele trabajar a razón de una sesión semanal de una hora. Antes de finalizar el tratamiento las sesiones se van espaciando en el tiempo (con aumentos progresivos de tiempo intersesión a dos, tres y cuatro semanas).

        Es muy importante tener en cuenta que no todas las técnicas de tratamiento son eficaces, pero un buen especialista sí sabe cuáles son las que son eficaces, e incluso las más adecuadas para cada caso. También hay que tener en cuenta que no todos los psicólogos y psiquiatras son especialistas en fobia social.

        En algunas ocasiones el paciente acude a la consulta de un psicólogo y de un psiquiatra, completando así un tratamiento mixto con técnicas cognitivo-conductuales por parte del psicólogo, más tratamiento farmacológico por parte del psiquiatra.

        En la revista "psicologia.com", de acceso gratuito, puedes encontrar algunos artículos sobre casos de fobia social que han sido tratados con éxito por especialistas.

http://www.psiquiatria.com/psicologia/vol1num1/art_8.htm

http://www.psiquiatria.com/psicologia/vol2num1/art_8.htm

http://www.psiquiatria.com/psicologia/vol2num2/art_7.htm

 

         En la Revista Electrónica de Motivación y Emoción, también de acceso gratuito, podemos leer otro artículo sobre ansiedad social en jóvenes: Reducción de la ansiedad a través del entrenamiento en habilidades sociales. En este caso se trata de un programa de entrenamiento en habilidades sociales aplicado a un grupo de personas. El resultado del tratamiento también fue un éxito, tal y como muestran los resultados de los tests que se aplicaron a los participantes.

http://reme.uji.es/articulos/airuai462031198/texto.html

 

        Estos son sólo algunos ejemplos de cómo distintos especialistas han resuelto el problema de fobia social, o de ansiedad social, de personas que estaban afectadas por este problema. Por lo tanto, podemos afirmar que la fobia social se cura. Ahora bien, hay que resaltar que es necesario utilizar las técnicas y procedimientos que se describen en estos artículos. Además, el proceso terapéutico debe estar guiado por un especialista.

        La SEAS agrupa a especialistas en ansiedad y estrés (psicólogos, psiquiatras, médicos, farmacólogos, biólogos, pedagogos, etc.) Uno de los objetivos de la SEAS ayudar a los profesionales y a los científicos que trabajan en ansiedad y estrés a mejorar su formación, su puesta al día, su intercambio de conocimientos, etc. Pero la SEAS también tiene como objetivo ayudar a trasmitir información a la sociedad en general, al gran público, y muy especialmente a las personas que tienen problemas de ansiedad y estrés. En muchas ocasiones las personas que reciben nuestra información nos solicitan la dirección de un especialista. No todos los miembros de la SEAS son profesionales del ámbito clínico, pero en las grandes ciudades sí que podemos facilitar el contacto con algún especialista en fobia social, o en otros trastornos de ansiedad.

       ¿Qué papel pueden desempeñar los grupos de auto-ayuda en la curación de la fobia social? Los grupos de autoayuda pueden ser útiles, pero nunca pueden sustituir a un especialista en ansiedad.

        Los grupos de autoayuda pueden ser útiles para mejorar la motivación de una persona con fobia social en la búsqueda de una solución a su problema, pero pueden ejercer el efecto contrario en un momento dado (que se desmoralicen muchos individuos del grupo, por ejemplo tras una recaída de uno de los individuos) si no hay un especialista.

        Los grupos de autoayuda pueden servir para trasmitir información, pero si no hay un especialista, el grupo de autoayuda puede trasmitir también información que no es correcta y que perjudique a los miembros del grupo. Un especialista ha estudiado muchos años y no deja de hacerlo nunca.

       Los grupos de autoyuda pueden ayudar a que los individuos realicen exposición a situaciones sociales (uno de los componentes básicos de los tratamientos eficaces contra la fobia social), pero no todas las exposiciones (interacciones sociales en este caso) reducen la ansiedad. Esto es algo que debe ser dirigido también por un especialista.

        Por último, los grupos de autoayuda pueden facilitar la disminución del malestar psicológico al compartir con otras personas las dificultades propias y tomar conciencia de que uno no es el único que sufre este trastorno, ni es tan raro.

       Por todo ello, no podemos recomendar a los grupos de autoayuda en trastornos de ansiedad como una solución eficaz para resolver un problema de ansiedad. Estaríamos engañando a las personas que nos piden ayuda. Ahora bien, si una persona que está en manos de un especialista quiere desarrollar también algunas actividades en un grupo de autoayuda, sin duda, le será muy útil. Así mismo, si una persona no tiene posibilidad real de acceder a un tratamiento con un especialista, pues también será mejor un grupo de autoayuda que la nada. Pero esta persona debería seguir buscando un tratamiento eficaz. En cierto sentido, podríamos comparar los grupos de autoayuda con el ejercicio físico, pues en ambos casos se trata de actividades buenas para la salud y en concreto buenas para los trastornos de ansiedad, pero ninguna de las dos son técnicas eficaces de tratamiento.

        Si yo tuviera un cáncer, pienso que me sería muy útil en algunas ocasiones (no siempre) hablar con otras personas que tienen un problema similar. La búsqueda de apoyo social es algo muy bueno para cualquier persona con problemas de salud. Pero nunca se me ocurriría pensar que eso es todo lo que puedo hacer por mi salud. Sin duda, buscaría a un buen oncólogo, me pondría en sus manos, si tengo dudas lo contrastaría con otro especialista, buscaría información sobre tratamientos, y por supuesto procuraría ponerme en manos del mejor especialista. Por supuesto, al hablar de "especialista", me refiero a un especialista científico, nunca una persona que me prometa milagros. La ciencia tiene sus limitaciones, pero ha salvado muchas vidas y puede ayudar a mejorar otras. Las curas milagrosas, casi siempre resultan ser engaños.

        Desde hace unos años, dentro de la Asociación de Psicólogos Americanos, ha surgido un grupo de trabajo que pretende fomentar la investigación y difusión de los llamados "tratamientos empíricamente validados". Son los tratamientos que han demostrado científicamente ser eficaces para curar un determinado trastorno, como por ejemplo la Fobia Social. Uno de los objetivos de este grupo de trabajo es fijar un consenso a nivel de expertos, investigadores y profesionales, sobre cuáles son las técnicas concretas que curan un determinado problema. Si deseas consultar esta información busca "empirically validated treatment", en cualquier buscador de Internet. 

        He consultado la página web de vuestro grupo de autoayuda (www.fobia-social.es.vg) y veo que estáis desarrollando una buena labor de recopilación de información y de difusión de la misma. Os felicito por ello. Si la hubiera consultado antes, podría haberme ahorrado gran parte de la información que te envío. También veo que ofertáis una serie de actividades que implican interacción social, y también os felicito por ello. Pero también te reitero una vez más que los trastornos de ansiedad se curan, con técnicas cuya eficacia ha sido científicamente probada, y que existen especialistas que conocen estas técnicas y pueden curar estos trastornos. ¿Por qué sólo dedicáis un párrafo al tratamiento psicológico de la fobia social y otro párrafo al tratamiento farmacológico? ¿Por qué hay tan poca información sobre los tratamientos que curan la fobia social? ¿Desconfiáis de la eficacia de los tratamientos? Pienso que como grupo de autoayuda podéis hacer una gran labor difundiendo más información sobre los tratamientos que son eficaces y animando a la gente a que se ponga en tratamiento. ¿Es que los grupos de autoayuda no recomiendan que sus miembros sigan un tratamiento eficaz? Yo pienso que deberían hacerlo. Deberían informar y deberían intentar persuadir, convencer, para buscar soluciones eficaces.

        En fin, Juan Antonio, estas palabras no pretenden ser una crítica a vuestra labor, que me parece muy bien que la hagáis, sino en todo caso lo que quieren es estimularos para que hagáis un poquito más, poniendo un mayor acento en los tratamientos eficaces. En esa línea podréis contar siempre con nuestro apoyo. En nuestra página web (www.ucm.es/info/seas/) hemos incluido información sobre la fobia social y otros trastornos de ansiedad: síntomas, diagnóstico, casos, preguntas y respuestas frecuentes, etc. Esperamos poder seguir incorporando nuevos contenidos y os rogamos que pongáis un enlace a esas páginas, pues pensamos que pueden ser útiles a las personas que padecen fobia social. También quiero ofrecerte nuestro apoyo y colaboración. Como Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), uno de nuestros objetivos fundamentales es ayudar a que en nuestra sociedad los profesionales estén bien formados, los pacientes estén bien informados, y ambos sepan donde ponerse en contacto. Por lo tanto, cualquier labor preventiva, curativa o paliativa sobre los problemas de ansiedad siempre recibirá nuestro apoyo.

        Para cualquier cosa que necesitéis no dudes en consultarnos.

        Un abrazo

Antonio Cano Vindel

Presidente de SEAS