Caso otros trastornos 01

 


Consultas seleccionadas 

  • Otros problemas en los que la ansiedad juega un papel importante o está presente

    Trastorno del estado de ánimo: Depresión


Ésta es una más de las miles de consultas que recibimos cada año en la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS). Las consultas que han sido seleccionadas pretenden servir de ejemplo a otras personas que sufren problemas similares. Reproducimos estas consultas, con muy pocas modificaciones. Nos hemos limitado a modificar los datos de identificación para conservar el anonimato de las personas que nos consultan.

 

Estimados señores:

He conocido de su existencia gracias a Internet y me gustaría hacerles una consulta porque estoy absolutamente desesperada. Si el asunto no les correspondiera a Vds. ruego me remitan a alguien que pueda ayudarme. Gracias.

Tengo un hermano de 38 años con una depresión declarada desde hace 4. El problema es que pese a los cambios de médico no mejora. Sigue mirando fijamente al techo y únicamente habla para decir que quiere morir (ha tenido repetidos intentos de suicidio). 

Hace siete meses, su mujer se cansó de la situación y se separaron, con lo que ahora vive con nosotros. Así pues, al problema de la depresión se suma el de una separación matrimonial que él no acepta bajo ningún concepto. El medico dice que es normal, pero es que encuentra hasta normal los repetidos intentos de suicidio.

Por otra parte, él tiene una fobia al trabajo. Es un gran trabajador y un tremendo perfeccionista, pero hace dos años la empresa de decoración en la que trabajaba cerró y se convirtió en un electricista de obra. Eso hace que cuando tiene que ir a trabajar empiece a temblar, a sudar, a paralizarse, etc. Lo llevamos al psicólogo y mejoro un poco. Ahora está de baja por decisión propia, pero él mismo tiene miedo a que le vuelva a pasar lo mismo.

Estamos continuamente mostrándole nuestro afecto pero tenemos miedo porque no lo vemos progresar. Les rogaría encarecidamente que nos orientasen porque, francamente, ya no sabemos que hacer.

Agradeciendo de antemano su ayuda, se despide atentamente

María del Mar G.