Desórdenes Emocionales en Atención Primaria-Marzo-2017

Actividad de las comisiones

COMISIÓN "DESÓRDENES EMOCIONALES EN ATENCIÓN PRIMARIA"

Coordinadora: Dña. Mar García Moreno

Queridos miembros de la SEAS:

Es un placer para nuestra Comisión hacerse eco de la reciente presentación en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de los resultados preliminares del ensayo clínico PsicAP (Psicología en Atención Primaria)cuyo objetivo es comparar el tratamiento psicológico frente al habitual de Atención Primaria en el abordaje de los trastornos mentales comunes o alteraciones emocionales, como la ansiedad, estrés, depresión y somatizaciones que presentan casi la mitad de los pacientes.

En el ensayo participan más de 200 investigadores (médicos y psicólogos), que han evaluado a cerca de 1.200 pacientes de 28 Centros de Salud de Atención Primaria en 10 Comunidades Autónomas. Las diferencias entre tratamientos arrojan:

  • a) una reducción de síntomas, para los trastornos de ansiedad, la intervención psicológica es tres veces más eficaz que el tratamiento habitual –en depresión, la eficacia es cuatro veces mayor)
  • b) recuperación de los casos: para los trastornos de ansiedad y depresión, con el tratamiento psicológico se consigue recuperar en torno a un 70% de los pacientes (67% en casos de ansiedad y 72% en caso de depresión), 3 veces más que con el tratamiento habitual de Atención Primaria (27,4% y 24,2%, respectivamente);
  • y c) el tratamiento psicológico ha conseguido la disminución del consumo de psicofármacos y la hiperfrecuentación a las consultas de Atención Primaria.

 

Los resultados obtenidos son acordes con la revisión de la literatura científica previamente llevada a cabo y validan con claridad la intervención psicológica para la atención de alteraciones emocionales en Atención Primaria.

Aunque la evidencia científica muestra que el tratamiento de elección para estos problemas son las técnicas psicológicas, con demostrada eficacia y eficiencia, en nuestro país un 39% de personas con diagnóstico de trastorno de ansiedad en los últimos 12 meses no ha recibido tratamiento de ningún tipo y sólo el 0,9% ha recibido un tratamiento psicológico sin fármacos. Pese a ello, España es el segundo país con mayor consumo de tranquilizantes a nivel mundial, aunque las guías de práctica clínica –que resumen la evidencia científica–, desaconsejan su uso por la falta de eficacia y su poder para generar adicción.

Debe ser un objetivo prioritario para la sociedad española implementar este tratamiento en el primer escalón de acceso al sistema sanitario público, para hacerlo realmente accesible a la población.

Un fuerte abrazo,

Mar García Moreno