Desórdenes Emocionales en Atención Primaria-Octubre-2017

Actividad de las comisiones

COMISIÓN "DESÓRDENES EMOCIONALES EN ATENCIÓN PRIMARIA"

Coordinadora: Dña. Mar García Moreno

Queridos miembros y amigos de la SEAS:

En España, cada vez son más los psicólogos que abogan por el desarrollo de la psicoterapia y no sólo la prescripción de farmacología en los centros de Atención Primaria en pacientes que acuden a su médico de familia, con ansiedad por problemas familiares o en el trabajo, depresión leve o dolores que no tienen una causa física.

Cada vez más comunidades en nuestro país están aprobando propuestas relativas a la mejora y fortalecimiento de la gestión y la oferta de servicios en Atención Primaria de Salud mediante la puesta en marcha de medidas que incluyen la incorporación progresiva de psicólogos clínicos en Centros de Salud como parte de un incremento de recursos en el abordaje de factores psicosociales que están repercutiendo en las enfermedades y favoreciendo el acceso a la atención psicológica de trastornos emocionales (ansiedad, depresión, somatizaciones) en los Centros de Atención Primaria.

Estas medidas pretenden evitar la medicación en muchos casos en la que una atención psicológica adecuada reduce e incluso anula su uso. Las intervenciones enfocadas a tratar estos problemas emocionales amplían los recursos con los que cuenta nuestra sanidad, a la vez que pueden ser determinantes para la evolución de otras enfermedades frecuentemente asociadas, como la diabetes y los problemas osteomusculares.

Las Consejerías de Sanidad buscan también en un futuro que con estas incorporaciones se promueva el papel asistencial de los psicólogos en problemas emergentes o de gran impacto social, como puede ser la violencia de género o en trastornos psicológicos específicos de grupos muy concretos de edad o sociales, evitando además, la exclusión social.

Desde la Comisión consideramos que estas medidas podrían contribuir a mejorar muy notablemente la calidad de la asistencia a los pacientes, ayudando además a optimizar nuestro sistema sanitario.

Un fuerte abrazo,

Mar García Moreno